Para crecer espiritualmente ( Código – 2019-014 ) – Radios Fráter
  • enero 16, 2019

Para crecer espiritualmente ( Código – 2019-014 )

Escuche

Vea


Lea

En La Fráter vamos a cumplir 40 años de su fundación. ¡Hemos crecido! Porque el crecimiento es natural. Hace poco estuve con unos amigos, con sus hijos y hasta sus nietos, la familia se va haciendo grande y los hijos van creciendo.

Crecer físicamente es algo natural, sin esfuerzo y ocurre. Pero crecer espiritualmente nuestra responsabilidad. Veremos 6 cosas que podemos hacer para crecer espiritualmente. La primera es congregarnos semanalmente. La iglesia primitiva así lo hacía. Hechos 2:41 dice: “Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas. 42 Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.”

Y Hechos 2:46 dice: “No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, 47 alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.”

Es importante congregarnos. Es como hacer una fogata, aunque hay muchas maneras de hacerlas, lo importante es que haya fuego. Pero si apartamos un leño del fuego, se va apagando. Así pasa cuando nos dejamos de congregar, no se siente la diferencia porque el proceso de enfriamiento es lento.

El verdadero evangelio de Jesucristo no se vive dentro de la iglesia, se vive afuera. Las células nos ayudan a eso, a vivir una comunidad pequeña, donde encontramos amigos y una familia espiritual. La gente abrirá las puertas de su casa y de su corazón, porque todo un gran amigo antes fue un gran desconocido.

Para crecer espiritualmente debemos congregarnos.

Algo más que debemos hacer para crecer espiritualmente es apuntar lo que aprendemos. Nadie asiste a un curso o a la universidad sin cuaderno de notas, pero la mayoría lo hace así a la iglesia.
Tomar notas, lo hace enfocarse en el tema. Tomar notas, le permite repasar varios temas rápidamente y refrescar lo aprendido. Tomar notas, le permite establecer qué cambios debe hacer en su vida. Job 23:11 dice: “En sus sendas he afirmado mis pies; he seguido su camino sin desviarme. 12 No me he apartado de los mandamientos de sus labios; en lo más profundo de mi ser he atesorado las palabras de su boca.”

Y Proverbios 10:14 dice: “El que es sabio atesora el conocimiento, pero la boca del necio es un peligro inminente.”

Tercera acción que debemos realizar para crecer espiritualmente: Leamos y practiquemos la Biblia diariamente. Recordemos que “O la lectura de la Biblia lo alejará del pecado o el pecado, lo alejará de la lectura de la Biblia”.

Dios habla y habla diariamente a aquel que abre la Biblia, la lee y la pone en práctica. 1 Timoteo 4:13 dice: “En tanto que llego, dedícate a la lectura pública de las Escrituras, y a enseñar y animar a los hermanos.”

Marcos 12:23 dice: “Cuando resuciten, ¿de cuál será esposa esta mujer, ya que los siete estuvieron casados con ella? 24 —¿Acaso no andan ustedes equivocados? —les replicó Jesús—. ¡Es que desconocen las Escrituras y el poder de Dios! 25 Cuando resuciten los muertos, no se casarán ni serán dados en casamiento, sino que serán como los ángeles que están en el cielo.”

Para leerla sólo hay que definir el día, la hora y el plan que usará. Para leerla sólo hay que tomarla, abrirla y leerla. Tome notas de lo que aprende, sus dudas y pasajes a memorizar. Utilice el sistema que aparece en el Boletín o los planes en el App YouVersion.

Para crecer espiritualmente debemos capacitarnos. En La Fráter tenemos la Facultad de la Fe y Liderazgo. Nadie se siente realizado sólo porque se inscribió a un curso o a la universidad. Se siente realizado cuando aprende, comparte con sus compañeros el viaje del aprendizaje y el logro de graduarse. Comience el viaje de conocer el corazón de Dios al estudiar su Palabra.

1 Pedro 3:13 dice: “Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? 14 ¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar». 15 Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. 16 Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo se avergüencen de sus calumnias. 17 Si es la voluntad de Dios, es preferible sufrir por hacer el bien que por hacer el mal.”

Debemos estar preparados para hablar de nuestra fe. Estudie el primer nivel “Mis primeros pasos” y estudie el segundo nivel “Hacia la madurez”. También están los Grupos de Libertad. Estos grupos son para que usted sea libre de la ira, los celos, la envidia, la codicia, las apuestas, problemas sexuales, alcoholismo, drogadicción y todo lo que le impida vivir la libertad en Jesús y para Jesús. Se reunirán una vez por semana. Ya sea los miércoles a las 7;00 p.m. en La Fráter Roosevelt o los domingos a las 8:00 a.m. en La Fráter Ciudad San Cristóbal. Inscríbase en los Centros de Información y comience el estudio junto a amigos que buscan la libertad en Jesús de materiales de fe que le llevarán a la libertad.

Quinta cosa que debemos hacer para crecer espiritualmente: Establecer una vida de oración. Orar es hablar con Dios. Es presentar reconocer que él es soberano, que escucha, que consuela, que fortalece y de acuerdo a su voluntad, responde. Marcos 1:35 dice: “Muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la casa y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar. 36 Simón y sus compañeros salieron a buscarlo.”

Y Mateo 26:40 dice: “Luego volvió adonde estaban sus discípulos y los encontró dormidos. «¿No pudieron mantenerse despiertos conmigo ni una hora? —le dijo a Pedro—. 41 Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil».”

Hablemos diariamente con nuestro Señor y no sólo en los momentos de angustia. Recuerde, pida, pida y pida… Y acepte la voluntad soberana del Padre. Oremos porque Dios nos libre de la tentación y vivamos en sus caminos.

Y la sexta cosa que debemos hacer para crecer espiritualmente es distinta, pero es importante. Debemos abrazar la gracia de Dios en Jesús. Todo en esta vida se gana con esfuerzo, la salvación y la nueva vida en Cristo, sólo por fe en su sacrificio al arrepentirnos y llorar nuestro pecado. Podemos cumplir con todas las disciplinas anteriores y vivir atados al pecado. Todo comienza no con nuestro esfuerzo o con nuestras obras, sino con la obra de Cristo el santo al morir en la cruz.

Romanos 3:21 dice: “Pero ahora, sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas. 22 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, 23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, 24 pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó. 25 Dios lo ofreció como un sacrificio de expiación que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados; 26 pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús.”

Somos salvos por fe, y la ley de Dios nos muestra nuestro pecado y también su corazón para nosotros. No vivamos abusando de la gracia de Dios, sino en santidad ante el Padre.

Suscríbase

Ingrese su correo electrónico para recibir cada nuevo mensaje en su buzón.
85 suscriptores

Mensajes por Categoria

Mensaje por fecha

  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007