¡Ya llegó el día del Señor! ( Código – 2018-248 ) – Radios Fráter
  • julio 26, 2018

¡Ya llegó el día del Señor! ( Código – 2018-248 )

Escuche:

Hace un tiempo atrás noté que una persona estaba diferente conmigo, como molesta. Así que me acerqué con ella y le dije qué es lo que pensaba. Le pregunté sobre qué estaba pasando. Y me dijo que alguien le había dicho que yo había dicho algo. Así que le pregunté si él me había escuchado decirlo, así que le exhorté a que no creyera todo lo que escuchara.

Ese “dicen que dijo” puede llevar a muchos problemas y molestias. Y en la Biblia pasó a tantos, como a David o Pablo.

Hemos estado estudiando las epístolas a los tesalonicenses. Aprendimos que de la casa de Jasón, Pablo sale huyendo, luego Pablo manada a Timoteo para que le informara cómo estaban los tesalonicenses. Y en el reporte le dicen a Pablo que “dicen que dijo” y Pablo escribe la segunda epístola aclarando esos asuntos.

Muchas veces escuchamos y vemos prédicas donde dicen que Dios ha dicho cosas. Por eso es importante estudiar la Escritura. 2 Tesalonicenses 2:1 dice: “Ahora bien, hermanos, en cuanto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con él, les pedimos que 2 no pierdan la cabeza ni se alarmen por ciertas profecías, ni por mensajes orales o escritos supuestamente nuestros, que digan: «¡Ya llegó el día del Señor!»”

La palabra hermanos se dicen 14 veces en la primera carta y 7 veces en la segunda. Recuerde que en su mayoría, los tesalonicenses eran gentiles y no había buena relación con los judíos, pero Pablo al decirles “hermanos” los incluye como hijos de Dios.

Para Pablo la venida del Señor era un tema importante de aclarar por eso les exhorta a no alarmarse. Quizás estaban preocupados pensando que se habían quedado.

La falsa enseñanza atribuida a Pablo con un origen incierto era ¡Ya llegó el día del Señor! En medio de las persecuciones y sufrimientos, alguien, incluso Pablo no sabe cómo, si por ciertas profecías, mensajes orales o escritos supuestamente de él, ha dicho: “¡Ya llegó el día del Señor!”. Algunos no sólo han creído sino se han alarmado. Ya que no hubo justicia como se prometió en los versículos 1:3-10. Justicia que se daría cuando Jesús regresara por su iglesia. Pablo entonces los corrige.

Hoy también hay quienes dan enseñanzas equivocadas, no bíblicas que pueden hacer que alguien pierda la cabeza, se alarme e incluso se aleje de Dios.

Lo que debe pasar antes de que llegue el día del Señor es que primero debe llegar la rebelión contra Dios. 2 Tesalonicenses 2:3 dice: “No se dejen engañar de ninguna manera, porque primero tiene que llegar la rebelión contra Dios y manifestarse el hombre de maldad, el destructor por naturaleza. 4 Este se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de adoración, hasta el punto de adueñarse del templo de Dios y pretender ser Dios.”

No deben dejarse engañar, es lo que Pablo les recuerda. No es posible que crean que ya llegó el día del Señor, si Pablo ya les ha enseñado qué es lo que debía pasar primero.

Primero debe manifestarse la rebelión contra Dios por medio del hombre de maldad, el destructor por naturaleza. Este hombre de maldad y destructor por naturaleza se caracteriza porque se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios, se opone y se levanta contra todo lo que es objeto de adoración y se adueña del templo de Dios y pretende ser Dios.

Pero hay alguien que detiene a este hombre. 2 Tesalonicenses 2:5 dice: “¿No recuerdan que ya les hablaba de esto cuando estaba con ustedes? 6 Bien saben que hay algo que detiene a este hombre, a fin de que él se manifieste a su debido tiempo. 7 Es cierto que el misterio de la maldad ya está ejerciendo su poder; pero falta que sea quitado de en medio el que ahora lo detiene.”

Pablo ya les había hablado al respecto y por eso nosotros no podemos entender algunos detalles de este pasaje como quisiéramos, pero sí su propósito principal que es confortarlos y fortalecerlos ante esa mentira. Este pasaje presenta sus problemas, en el sentido que Pablo sabe lo que está hablando y los Tesalonicenses también sobre lo que él está hablando. La dificultad se centra en que como ellos ya habían hablado al respecto, no entran en detalles innecesarios, que para nosotros serían vitales para poder entender ¿Quién es el que detiene a este hombre de maldad? Es algo que nunca sabremos, ya que, en todos los escritos paulinos, nunca se hace referencia a este tema, excepto en este lugar.

Hay algo que detiene a este hombre. Lo importante, es reconocer que ellos debían estar claros que el día del Señor no podía haber ocurrido ya, porque faltaba la rebelión, una rebelión comandada contra Dios por un hombre de maldad y destructor por naturaleza, que a su vez no se daba la rebelión, porque faltaba que fuera quitado lo que por ahora detiene a ese hombre. El propósito del pasaje es dar paz.

Ya su poder de maldad se ejerce, pero todavía debe ser quitado lo que ahora lo detiene. Ya hay un poder de maldad siendo ejercido, pero aún algo detiene a este hombre y que será quitado. Y entonces, vendrá el ataque con todo el poder posible contra Dios y todo lo que es de él.

¿Qué pasara ese día? Jesús lo derrocará, pero el malvado engañará a muchos perdidos. 2 Tesalonicenses 2:8 dice: “Entonces se manifestará aquel malvado, a quien el Señor Jesús derrocará con el soplo de su boca y destruirá con el esplendor de su venida. 9 El malvado vendrá, por obra de Satanás, con toda clase de milagros, señales y prodigios falsos. 10 Con toda perversidad engañará a los que se pierden por haberse negado a amar la verdad y así ser salvos. 11 Por eso Dios permite que, por el poder del engaño, crean en la mentira. 12 Así serán condenados todos los que no creyeron en la verdad, sino que se deleitaron en el mal.”

El Señor Jesús lo derrocará con el soplo de su boca en su segunda venida. Lo que es certero para ellos y para nosotros, es que ese hombre de maldad y destructor por naturaleza, será destruido con el esplendor de la venida de Jesús, con el simple soplo de su boca. No deben temer. Jesús ya venció. El hombre de maldad no puede contra el hijo de Dios que murió en la cruz del Calvario en nuestro lugar.

El malvado vendrá con toda clase de milagros, señales y prodigios falsos y engañará a quienes se pierden. Sí sabemos con certeza, que este hombre de maldad, engañará a los que se pierden, quienes se negarán a amar la verdad y así ser salvos. Los milagros, las señales y prodigios son reales, pero tienen su origen en la falsedad del padre de la mentira que es el diablo. Por eso, aunque los milagros confirmaron la enseñanza de Jesús, él mismo dijo que vendrían falsos Cristos, que harían señales y que no debían creerles. Mateo 24:23 dice: “Entonces, si alguien les dice a ustedes: “¡Miren, aquí está el Cristo!” o “¡Allí está!”, no lo crean. 24 Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. 25 Fíjense que se lo he dicho a ustedes de antemano.”

Y 2 Tesalonicenses 2:13 dice: “Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. 14 Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

Pablo da gracias a Dios por ellos porque son amados por el Señor, Dios los escogió para ser salvos, han sido santificados por la obra santificadora del Espíritu y han sido santificados por la fe que tienen en la verdad.

¿Para qué los llamó Dios por su evangelio? Los llamó a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesús. La gloria de Dios es su majestad, lo que nos distingue de él, esa majestad que causa un asombro indescriptible. Tener parte en la gloria de Dios es algo presente y futuro. La gloria de su salvación y participar de la gloria eterna con él, ya cara a cara.

Pablo les anima a mantenerse firmes y fieles a las enseñanzas que les han transmitido. 2 Tesalonicenses 2:15 dice: “Así que, hermanos, sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas que, oralmente o por carta, les hemos transmitido.”

Los tesalonicenses han perdido la cabeza y se han alarmado porque han creído lo que es mentira y en lugar de haber creído, debieron permanecer firmes y mantenerse fieles a las enseñanzas de Pablo. Él les insta a permanecer firmes y mantenerse fieles a todas las enseñanzas orales y a la vez escritas que han recibido de Pablo. Esto implica no creer todo lo que contradiga o agregue a lo que les ha sido enseñado.

Nosotros por nuestro lado debemos mantenernos firmes y fieles a las enseñanzas de la Palabra de Dios. Esto sólo se logra estudiando su Palabra en su contexto histórico, literario y tomando en cuenta el todo de la historia redentora de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis.

Estudie el primer nivel “Mis primeros pasos” y el segundo nivel “Hacia la madurez” de la Facultad de la Fe y Liderazgo y aprenda a interpretar la Biblia. Cómprese una buena Biblia y lea diariamente por lo menos un capítulo. Cómpreles una Biblia a cada miembro de su familia y juntos lean la misma. Asista a una célula y con Biblia en mano para aprender de Su Palabra. Verifique todo lo que se le enseña desde el púlpito y por cualquier otro medio; que la Escritura en su contexto histórico, literario y a través de la historia redentora de Génesis a Apocalipsis sirva para ver si realmente es verdad. Hechos 17:10 dice: “Tan pronto como se hizo de noche, los hermanos enviaron a Pablo y a Silas a Berea, quienes al llegar se dirigieron a la sinagoga de los judíos. 11 Estos eran de sentimientos más nobles que los de Tesalónica, de modo que recibieron el mensaje con toda avidez y todos los días examinaban las Escrituras para ver si era verdad lo que se les anunciaba.”

Pablo ora porque en todo momento, hagan lo que es bueno. 2 Tesalonicenses 2:16 dice: “Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una buena esperanza, 17 los anime y les fortalezca el corazón, para que tanto en palabra como en obra hagan todo lo que sea bueno.”

Que Dios nos fortalezca y nos anime para que de palabra y obra, hagamos lo que sea bueno.

Deja un comentario

Mensajes por Categoria

Mensaje por fecha

  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007